Computer-3 Noticias TIC

Expertos en informatización de Empresas y Despachos Profesionales

¿Por qué no logro vender en mi tienda online?

DotnetKicks
Si bien es cierto que el comercio electrónico puede resultar un complemento de lo más atractivo para


Si bien es cierto que el comercio electrónico puede resultar un complemento de lo más atractivo para complementar los beneficios de nuestro negocio, la mayoría de las tiendas online suelen tardar más tiempo del esperado en comenzar a despegar. Aunque son muchos los motivos por los que nuestro ecommerce puede convertirse en una inversión inútil, existen ciertos errores muy comunes en las tiendas online que pueden estar evitando que tu negocio cumpla las expectativas esperadas. Estos son algunos de los más comunes:

 Esperar que "venda sola" . Poner una tienda online en funcionamiento es sólo el primer paso. Antes de hacerlo, resulta imprescindible estudiar el mercado al que nos vamos a dirigir y en qué tipo de nicho nos queremos posicionar. Pero, además, una vez en internet debemos tomarnos muy en serio dos aspectos: el posicionamiento SEO de nuestra web y los cebos (es decir, las ofertas) con las que pretendemos atraer a nuestros clientes hacia nuestro sitio web.

Elegir mal la tecnología. El CMS con el que vamos a poner en marcha nuestra web es, posiblemente, una de las decisiones más importantes a las que nos vamos a enfrentar. Tanto si nos decantamos por una plataforma de creación propia o por un CMS OpenSource (como Magento, Prestashop o Wordpress) o Comercial (como es el caso de Shopify o Bigcommerce), debemos informarnos muy bien de sus prestaciones antes de tomar una decisión. Elementos como su posicionamiento SEO, las funcionalidades o la variedad de plantillas resultan muy importantes a la hora de no equivocarnos con nuestra elección. 

Baja calidad de la web. El aspecto de nuestra tienda online resulta tan importante como el mostrador o las estanterías de cualquier tienda física. La lentitud del servidor o una página web de aspecto poco trabajado pueden terminar por arruinarnos una venta. Por eso, debemos dedicarle especial atención a la calidad de las fotografías que mostramos en nuestra web, ya que son la única manera en la que el cliente puede conocer un producto antes de comprarlo en internet. 

Atención al cliente muy cuidada. La forma en la que atendemos a nuestros compradores en internet resulta tan o más importante que en una tienda física. Por eso, es importante tanto proporcionar un contacto de atención al cliente en la web como contestar a las quejas y sugerencias de nuestros clientes con rapidez y eficacia, tanto si llegan a través de las redes sociales como del teléfono o de un correo electrónico.

¿Tu web transmite confianza? Es una de las primeras preguntas que nos debemos hacer a la hora de crear una tienda online, especialmente si no somos una marca especialmente asentada en el mercado. Cuando un cliente compra por primera vez en una tienda virtual suele hacerlo con una serie de temores que debemos evitar a toda costa. Los logos de comercio seguro y las facilidades para devolver los productos generan confianza y tienden a aumentar las ventas.

¿Facilitas la conversión? En muchas ocasiones, comprar a través de una tienda de comercio electrónico se convierte en un auténtico suplicio. Por eso, para evitar que el cliente se marche de la web o posponga la compra resulta imprescindible facilitarle al máximo la labor. Entre otras cosas, se recomienda no pedir al cliente más datos de los estrictamente necesarios para enviarle el pedido y simplificar la compra en un único paso (en una sola página). 

Un buen servicio de envíos. Si bien comprar por internet nos supone una gran comodidad, nos obliga a tener que esperar unos días para que la ansiada compra llegue por fin a nuestras manos. Por eso, hacer todo lo posible para que nuestro cliente reciba su pedido en un corto periodo de tiempo es una apuesta segura que nos ayudará a mejorar nuestra conversión.

Facilita el pago. Si el cliente está dispuesto a realizar la compra, debemos de ponerle todas las facilidades a nuestro alcance para que lo haga. Por eso, aunque nos suponga una pequeña inversión o reduzca nuestro margen de beneficio, debemos habilitar en nuestra web todas las opciones de pago posibles: transferencia bancaria, contrareembolso, tarjeta de crédito, Paypal. Además de facilitar la compra, generan confianza en nuestros clientes.

¿Aprovechas bien el marketing?. ¿Usas correctamente las redes sociales? ¿Envías campañas de email marketing de manera habitual? ¿Sabes usar la analítica web para identificar los fallos de conversión de tu web? Si los términos ROI, SEO, Adwords  o conversión no te resultan familiares, es recomendable que te pongas en contacto con alguna agencia especializada que te ayude a optimizar la presencia online de tu tienda. 


DotnetKicksDe
DotNetShoutout

Agregar comentario

Loading